jueves, 19 de marzo de 2015

Morabitos


Un morabito (del árabe مُرابِط murābiṭ, también llamado مربوط marbūṭ, comparar con la etimología de almorávide) es, en algunos países musulmanes, una persona considerada especialmente pía a la que popularmente se atribuye cierta santidad. La misma palabra designa, por extensión, bien el lugar donde vive un morabito (una especie de ermita), situado en despoblado, o la tumba de un personaje de estas características, que es objeto de veneración popular.


El culto a los morabitos suele denominarse, en español, morabitismo o marabutismo (término este último tomado del francés maraboutisme).

La parcela de terreno que ocupa es variable según los sitios, pero la vegetación queda inalterada por el rigor y el respeto al lugar sagrado. Los morabitos siempre se ligan a puntos de agua, ya sean pozos, riachuelos, ramblas o fuentes, casi siempre en lugares altos y que ofrecen la oportunidad de ser enterrado junto al santo, por lo que casi siempre podemos hallar un pequeño cementerio en el entorno. Un árbol sagrado al menos preside igualmente el lugar, sobre el que se cuelgan dádivas y prendas relacionadas con la intimidad de los fieles que las depositan. El mawsim o musem (الموسم), fiesta o ritual del santón, se celebra una vez al año y a él acuden fieles de lugares en ocasiones muy lejanos.

El fenómeno de los morabitos es típico de los países del Magreb, y probablemente esté relacionado con formas de culto religioso anteriores al islam, así como con cultos semejantes en la orilla opuesta del Mediterráneo, dispensados a santos católicos. Como en este último caso, los morabitos otorgan la bendición de Dios (baraka) a las poblaciones colocadas bajo su protección y a quienes peregrinan o acuden en romería a sus tumbas. Marruecos es el centro del morabitismo; hacia el este, las tumbas de los morabíes van haciéndose menos frecuentes.

A pesar de que se trata de un fenómeno muy extendido, una lectura rigurosa del dogma islámico sería en principio contraria al morabitismo, ya que el islam prohíbe toda mediación entre el creyente y Dios (es decir, que no hay musulmanes más "cercanos" a Dios que otros) y prohíbe asimismo el culto a cualquier persona u objeto distinto del Dios único. En los últimos años se está dando a algunos morabitos un tratamiento de choque por parte de los grupos más radicales del islamismo, destruyendo los bosquetes asociados y vendiendo la madera de los árboles centenarios para la construcción de mezquitas. En otros casos, se destruyen directamente prendiéndoles fuego. Texto: Wikipedia

Zauia del Cheij Merrebi Rebbo 


En esta tumba y zauia se encuentra el CP de la tercera etapa de Le Petit Dakar 2015, en el mismo borde de la Saqui el Hamra. El Cheij Merrebi Rebbo era hijo de Maa el Ainin, fundador a primeros del siglo XX de la ciudad de Smara. Su tumba y zauia, como otras se encuentra abierta y se puede visitar. La cúpula de la foto que inicia esta entrada es de esta zauia.

La tercera etapa se inicia junto a otra zauia, la de Sidi Ahmed Aroussi, que nunca he conseguido visitar. Los habitantes del pueblo siempre me han dicho que está prohibido para los "infieles". 

He hecho varias consultas a marroquíes religiosos y coinciden por lo general en que los "infieles" podemos visitar las zauias siempre que lo hagamos con el debido respeto y descalzos como hacen ellos.



Tumbas alrededor de la Zauia de Merrebi Rebbo
Morabito de Sidi Ahmed Aroussi. Salida de la tercera etapa de Le Petit Dakar 2015


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hemos recibido unos regalos!

Hemos recibido ya los primeros regalos que nuestras empresas colaboradoras han ofrecido para sortear entre los inscritos a Le Petit ...